turismo asturias aventura, turismo activo asturias casas rurales, alojamientos asturias El Camino Real Indalecio Prieto,Indalecio Prieto

 


    Síguenos en: Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos via RSS         
  El Camino Real   >Historia> Indalecio Prieto

Indalecio Prieto

Indalecio Prieto Tuero (* Oviedo, 30 de abril de 1883 - † México, 11 de febrero de 1962) fue un político socialista español.

Huérfano de padre desde los seis años de edad, en 1891 su madre emigra a Bilbao, donde para subsistir ha de vender periódicos en la calle, aunque más tarde consigue trabajo como taquígrafo en el diario La Voz de Vizcaya. Ya convertido en periodista comienza a trabajar como redactor del diario El Liberal, del que con el tiempo llegaría a ser director y propietario.

En 1899 ingresa en el Partido Socialista Obrero Español.

Como periodista, en la primera década del siglo XX, Prieto se convierte en figura destacada del socialismo en el País Vasco.

Es este un periodo marcado por la Primera Guerra Mundial, en la que España se mantuvo neutral, lo que reportó grandes beneficios a la industria y al comercio españoles, pero estos beneficios no se vieron reflejados en los salarios de los obreros, por lo que se fue generando una gran agitación social que culminó el 13 de agosto de 1917 con el comienzo de una huelga general revolucionaria que, ante el temor de la repetición en España de los hechos acaecidos en Rusia por esas fechas, es reprimida duramente mediante la intervención del ejército y la detención en Madrid del comité de huelga. Prieto involucrado como estaba en la organización de esta huelga, huye a Francia antes de ser detenido y ya no volverá hasta el mes de abril de 1918, después de haber sido elegido diputado.

Muy crítico con la actuación del gobierno y del ejército en la Guerra de Marruecos, tuvo frases muy duras en las Cortes con motivo del denominado Desastre de Annual de 1921, así como sobre la más que probable, aunque no probada, responsabilidad del rey en la imprudente actuación militar del general Fernández Silvestre en las operaciones de la zona de la comandancia de Melilla.

Opuesto a la línea de Largo Caballero de colaboración de su partido con la dictadura de Primo de Rivera, se produjeron agrios enfrentamientos entre ambos.

En el mes de agosto de 1930 participó a título personal, ante la oposición de Julián Besteiro, en la formación del llamado Pacto de San Sebastián, formado por una amplia coalición de partidos republicanos que se proponía acabar con la Monarquía. En esta cuestión, sin embargo, si que contó con el apoyo del ala liderada por Largo Caballero, ya que este creía que la caída de la Monarquía era el único camino por el que, en esos momentos, el socialismo podría alcanzar el poder.

Proclamada la II República el 14 de abril de 1931, Prieto es nombrado ministro de Hacienda del gobierno provisional presidido por Niceto Alcalá-Zamora.

Ministro de Obras Públicas en el gobierno de Manuel Azaña entre 1931-1933, continuó y amplió la política de obras hidroeléctricas iniciadas en la época de la dictadura de Primo de Rivera, así como un ambicioso plan de mejora de infraestructuras en Madrid, como el de los enlaces ferroviarios, la construcción de una nueva estación en Chamartín y el túnel de enlace, bajo el suelo de Madrid, entre esta estación y la de Atocha, obras estas que no verían la luz hasta muchos años después como consecuencia de la guerra civil.

Opuesto en principio a la huelga general de octubre de 1934, tiene sin embargo que huir a Francia por su colaboración en varios de los preparativos.

A partir de entonces se opone a Largo Caballero adoptando una postura moderada, liderando el sector que se opone a la tendencia revolucionaria.

Iniciada la guerra civil, en septiembre de 1936, tras la caída de Talavera de la Reina, Largo Caballero se convierte en Presidente del Gobierno, siendo nombrado Prieto ministro de Marina y Aire.

Tras los sucesos revolucionarios de mayo de 1937 en Barcelona, cae el gabinete Largo Caballero y forma gobierno Juan Negrín, siendo Prieto designado ministro de Defensa, aunque, en su fuero interno, reconocía que la guerra no podía ganarse por carecer la República del apoyo de las potencias democráticas (durante su ministerio el acceso marítimo para los suministros soviéticos quedó cortado por los ataques de los submarinos italianos y la frontera francesa estaba cerrada).

Tras la caída del Frente Norte en octubre, presenta la dimisión que no le es aceptada, aunque en marzo de 1938, tras el derrumbe del frente de Aragón y sus enfrentamientos con Negrín y con los ministros comunistas, sale del gobierno.

Se aparta de la política activa el resto de la guerra, aunque acepta una embajada extraordinaria en varios países de Sudamérica, donde le sorprende el fin de la guerra. Desde su exilio en México lidera la fracción mayoritaria del Partido Socialista. En 1945 entra a formar parte del gobierno de la república en el exilio, intentando alcanzar un acuerdo con el sector monárquico del franquismo, con vistas a la reinstauración de la democracia en España, pero sin ningún resultado, retirándose definitivamente de la política.

Durante su estancia en México escribió varios libros, entre ellos: Palabras al viento (1942), Discursos en América (1944) y ya al final de su vida Cartas a un escultor: pequeños detalles de grandes sucesos (1962).
 


Fuente:texto wikipedia  licencia de documentación libre GNU grabados fuentes publicas

 



    Síguenos en: Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos via RSS         

1  
 
 
 


El Camino Real | Turismo en Asturias | turismo@domusnatura.com | www.domusnatura.com
Ramon del Valle nº 2, 2ºA - ARRIONDAS 33540 - ASTURIAS - ESPAÑA | Tel.985-84-13-91 / 630-50-35-35