turismo asturias aventura, turismo activo asturias casas rurales, alojamientos asturias El Camino Real alojamiento en covadonga,casa rural covadonga,hotel covadonga hotel don pelayo covadonga

¿Conoces nuestro sistema de reservas on-line? EN  ARRIONDAS  CABRALES  LOS PICOS DE EUROPA ¿Y NUESTROS APARTAMENTOS ?TURISMO RURAL APARTAMENTOS Y CASAS RURALES   DESDE  20   EUROS  PERSONA    CONSULTAR


¿Conoces nuestro buscador de experiencias?

Un excelente lugar para empezar a planificar tu viaje.


    Síguenos en: Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos via RSS         
 P.N. Covadonga >La Reconquista Por Eduardo Rodríguez Leirado > Las consecuencias.

LA RECONQUISTA, LAS CONSECUENCIAS


No representó Covadonga y Olalíes la recuperación definitiva de aquella norteña Asturias para la cristiandad. Muchos ataques mas sufrirían aquellos astures en los próximos años, algunos de inusitada violencia, pero marcó el inicio de la resistencia a los invasores africanos en las próximas décadas. Pelayo, muerto hacia 737, jamás fue instituido como Rey, ni su hijo Fáfila. Sin embargo fue el guía indiscutido de aquellos montañeses a los que se sumaron rápidamente el resto de los visigodos que, inicialmente, no se había aventurado con la suerte de Pelayo.

Ni siquiera consiguió este héroe fundar una familia reinante pues Fáfila desapareció rápidamente, presumiblemente en una cacería y atacado por un oso. Junto a aquellas primeras huestes se sumaron rápidamente las del pueblo cántabro, entre las que figuraban un hijo del Conde de Cantabria, un tal Alfonso, que estuvo entre los primeros en acompañar el destino de don Pelayo y quien casara con su nieta, la hija de Fáfila. Fue este quien, por votación de astures y cántabros, fue ungido como rey con el nombre de Alfonso I e inició una línea dinástica que se enfrentaría, con suerte diversa, a las huestes de los emires cordobeses.


Muchas batallas, avances y retrocesos sucederían de allí en mas a las armas cristianas. Batallas perdidas con miles de muertos, con sus cabezas cortadas levantando siniestras y macabras montañas, forjarían el temple y el espíritu de aquellos pueblos. Su carácter se amoldaría en la lucha continua, en el avance y retroceso de territorios que debían ser repoblados y defendidos, a costa de no poca sangre. Definiría una forma de vida y se iniciaría una cultura, una idiosincrasia tan característica de aquellas gentes.

Empezarían, con el tiempo, a recibir los aportes de mozárabes, cristianos hispano-romanos escapados de las persecuciones de Al-Andalus, y que trajeron consigo las viejas instituciones y cultura romanas, las tradiciones isidorianas y en parte pinceladas de la cultura musulmana, no tan impregnada aún como las anteriores, a una región que se destacó por su escaso nivel de romanización, como lo había sidio Asturias y Cantabria. Se sumarían inmediatamente a la revuelta pueblos como el gallego y el vascón, lo cual haría cada vez mas complicada la situación de los valíes de Córdoba, los cuales ya sufrían fuertes rebeliones dentro de su propias filas, iniciando un proceso de degradación del mundo musulmán español y culminaría en el siglo XV con sus expulsión definitiva de la península ibérica.


¿Qué representó en aquellas circunstancias la suerte corrida por Pelayo y sus astures por el combate de Covadonga? No hay duda que varias situaciones que determinaron acontecimientos de desenlace muy trascendental:

-El final del avance pacífico, o al menos con poca resistencia, en la conquista musulmana del territorio español.
-El comienzo de un poder cristiano centralizado en lo militar y lo político, total y abiertamente opuesto a la intervención musulmana.
-La conjunción de varios pueblos pre-islámicos de origen céltico, cántabro, hispano-romano, astur y visigodo, entre otros, en una empresa conjunta de resistencia hacia un invasor de costumbres y religión distintas.
-La inevitable distracción de un fuerte contingente de tropas y material bélico del frente de guerra franco, hecho que colaboró en gran medida en la definitiva batalla de Poitiers donde las tropas del Imperio Carolingio detuvieron definitivamente la invasión de Europa, que pretendía someter a la soberanía de los califatos orientales todo el mundo occidental cristiano.
 

 


    Síguenos en: Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos via RSS         

1  
 
 
 


El Camino Real | Turismo en Asturias | turismo@domusnatura.com | www.domusnatura.com
Ramon del Valle nº 2, 2ºA - ARRIONDAS 33540 - ASTURIAS - ESPAÑA | Tel.985-84-13-91 / 630-50-35-35